jueves, 20 de octubre de 2016

La semeya



  En el baúl de los recuerdos de las cosas que queremos olvidar, hay una foto en sepia. Se ve a dos personas que el tiempo en un segundo inmortal plasmó en una imagen de papel. La ingenuidad que refleja el pulcro rostro de ella contrasta con la soberbia desfachatez que transmiten los ojos de él. En la foto se ven los destellos de las mejillas rosadas y los ojos verdes de ella. Hay motas de luz que centellean en las ropas de los años veinte que vivían por aquellos días de amor.

 Todo era magia velada en pasión de la que sólo quedó la fotografía. 

  Le arrestaron ante ella y no volvió a verle jamás. La dejó con las sábanas arrugadas y la caja de ahorros sin dinero. Le amó de forma suicida hasta que murió siendo vieja cincuenta décadas después. 

  La foto en sepia no es un instante oculto en el ajado baúl del desván. Allí, en tonos castaños, yace, eternamente, el corazón enamorado de mi abuela.


Copyrighted.com Registered & Protected 
APGA-C63Z-CEFT-JEHG